Elección del cachorro

Al elegir  el cachorro específicamente debemos fijarnos  en varias cosas:

Que se encuentre despierto y activo,  con una condición corporal normal, no es bueno que esté obeso, con panza o flaco en los huesos!!! Debemos asegurarnos que tenga todos los dientes ya salidos, nos dará idea de que  edad más o menos tiene y cuando lo llevemos a casa ya sólo esté comiendo pienso seco. 

Que no tenga mocos en las fosas nasales, que no respire con dificultad, que las mucosas de las encías o debajo de los parpados luzcan rosa brillante es muy importante. 


En caso de que sea para shows qué el tipo y el fenotipo del cachorro vaya acompañado de un buen carácter, que no sea miedoso, asustón y sí extrovertido. Durante el periodo de cachorro se pueden hacer test para evaluar al cachorro cómo el test de Campbell” es una prueba que se realiza a los cachorros para determinar cómo será su carácter de adulto. Evidentemente su fiabilidad no es del cien por cien, pero aporta unos datos bastante fiables y por ello es el más popular y utilizado en todo el mundo. A qué edad se realiza, y dónde. Normalmente la edad idónea no será inferior a 7 semanas de edad, ni superior a 9. El lugar idóneo debe ser aquel en el que el cachorro no tenga estímulos que interfieran sus reacciones naturales. Lo mejor sería una habitación en la que sólo estuviera el examinador y el cachorro. No debe haber nada que “despiste” al cachorro, ni otros perros, ni el criador, ni nada que le sea familiar ni lo contrario (que lo atemorice). 


El test puede dar a resultados erróneos si no se evalúa y se hace adecuadamente. Una vez seleccionamos el cachorro que va a formar parte de nuestro plantel seguimos sociabilizándolo, llevarlo a casa de amigos, pasearlo etc... Hay que tener las cosas claras pues todo no se podrá quedar y hay que pensar con la mente y no dejarse llevar por el corazón ya que sólo lo mejor será lo que se irá quedando. 

Los cruces realizados en casa con cualquier macho, por ejemplo CH TrueLoveStaff Duque se ha trabajado para qué con casi todas las hembras se produzcan en línea para mantener el trabajo que se viene haciendo años atrás, no descartando incorporar alguna cualidad deseada con otro ejemplar misma línea y tipo y volver a cerrar una vez incorporada dicha cualidad. Lo ideal cuándo decidimos por ése cachorro es que le acompañe el tipo y fenotipo muy importante en nuestra raza y no menos valioso junto a un carácter extrovertido, recalco nuevamente esta parte porque para nosotros es una de las más importantes, ya que se ven en ring buenos ejemplares pero con carácter asustón y algo temeroso. Ya sabemos que no existe el Amstaff perfecto y nadie lo tiene, pero nos debemos ajustar al estándar lo más posible, es la única manera de acercarnos al "Amstaff ideal"